ESTIVO es una marca colombiana de vestidos de baño y ropa de playa, que nace  bajo la premisa de ir más allá del cuerpo y traspasar la frontera puramente física y centrarse en lo humano.  ¡Eres hermosa tal y como eres!

“YOU ARE BEAUTIFUL JUST THE WAY YOU ARE”

Filosofia

Nuestra FILOSOFÍA es buscar que nuestros consumidores se atrevan a lucir sus estilos y a descubrir una marca multisegmento, con diversidad en siluetas, colores y estampados inspirados en cada estilo de vida y en cada tipo de cuerpo. Es por eso, que además de colecciones para mujeres y niñas, también pueden encontrarse prendas para hombres y niños, complementando así nuestro portafolio de productos bajo el eslogan “Youth... a state of mind” y proyectándose como una marca global, alegre, consciente, refinada y natural.

Visión

VISIÓN

En Estivo, nuestro principal deseo es que nos reconozcan y validen como una marca internacional con un ALTO nivel de responsabilidad social, cercana a sus clientes, incluyente, sofisticada, comprometida con el medio ambiente y cuya cultura y procesos nos permitan crecer de manera sostenible

Misión

MISIÓN

Nuestro propósito es evolucionar de manera sostenible, a partir del crecimiento de nuestros colaboradores y Aliados Estratégicos, construyendo una comunidad en la cual nuestros clientes y nosotros podamos ser auténticos y naturales, promoviendo en ella la inclusión, el equilibrio cuerpo mente y espíritu, el amor, la alegría,  y el respeto por el medio ambiente.

Valores

INCLUSIÓN

Uno de nuestros grandes propósitos, es que cada una de las mujeres Estivo reflejan su autenticidad y naturalidad a través de diseños y siluetas que las hagan sentirse cómodas y seguras mientras les permiten seguir siendo ellas mismas en toda su esencia.

SOFISTICACION

Te amamos como eres, auténtica, natural, segura y empoderada, disfrutando de ser tú misma en cada uno de los escenarios en los que te encuentras.

ECO FRIENDLY

Buscando reducir nuestro impacto medioambiental, la mayoría de las prendas de Estivo son elaboradas con telas hechas de botellas PET recicladas por familias Colombianas y luego terminadas cuidadosamente por medio de procesos menos contaminantes,ahorrando tanto agua como energía, y reduciendo las emisiones de CO2.